Páginas vistas en total

domingo, 1 de marzo de 2015

La cuestión Leonesa


http://www.paislliones.com/wp-content/uploads/2012/01/mapa-espana-1720.jpg



Buenos días.

Soy un ciudadano leonés, Licenciado en Historia y con un compromiso democrático completo y gran apego a mi tierra, la Región Leonesa.

Dirijo este escrito a todos los miembros, activos o ciudadanos que democráticamente forman parte activa de los círculos de Podemos, y a otros partidos que de verdad quieran interesarse por un verdadero cambio democrático en nuestro país.

Escribo esta misiva, ya no con objeto de presión u obligación, si no como un reflejo del sentir de varios leoneses y del mío mismo; nos morimos en Castilla y León. 

No ha mucho que surgió la noticia de un posible o futurible referéndum por la creación de una Comunidad Autónoma para la Región Leonesa (no la actual de Castilla y León, la cual ha demostrado su nulo compromiso con la realidad social) apoyado por Podemos León.
Primeramente, en los medios pudimos leer que la nueva corriente política surgida (no quisiera llamarlo partido político al uso) de Podemos León se pronunciaría a favor de elaborar un referéndum para este objetivo antes citado. Con el paso de pocos días, podía leer una entrevista en un periódico local en la que se decía que sí, se apoyaría dicho referéndum, que León necesita la Autonomía que se merece, pero que se trataría de una de las últimas medidas. (Comprendo que haya prioridades como el paro, la desigualdad social, etc.) Pero posteriormente, el recién elegido Secretario General de Podemos Castilla y León, el leonés Pablo Fernández, se ha postulado con todo lo contrario, y ha abogado por una Castilla y León fuerte.

El tema es, que siendo leonés sabrá (y estoy seguro de ello) de la problemática actual (la cual se remonta ya a hace unos 30 años), en torno a la citada Autonomía Leonesa y a la actual comunidad de Castilla y León. 

Los leoneses no nos quejamos simple o llanamente por un problema de identidad o capricho.  Nos quejamos, porque en el momento de constituir las citadas CCAA, se prescindió del pueblo leonés a la hora de decidir. Del orden de 90 a 100 mil leoneses se manifestaron hace más de treinta años por que se respetase su derecho constitucional de crear una comunidad autónoma propia. Desde las tres provincias leonesas (que existen actualmente y no han sido borradas de la faz de la tierra) se movilizaron miles de personas con la ilusión de ser oídas. Había muchas opiniones u opciones, pero ninguna se oyó.

Finalmente, los políticos de la ahora llamada casta, hicieron caso omiso y juntaron las 6 provincias restantes de Castilla la Vieja, con las tres leonesas de León, Zamora y Salamanca, en contra de toda opinión pública. Así pues, de un plumazo se negaba el derecho de la Región de León y de Castilla la Vieja. Recientemente algún político ha hecho declaraciones en este sentido, refiriendo que se hizo “ Por una Meseta fuerte frente a vascos y catalanes”. 

Tengo entendido que precisamente Podemos, rechaza esa idea de algunos políticos que solo abogan por una España fuerte, sin reconocimiento de nacionalidades, que está siempre en contra de algo parecido a postular posturas Federalistas. Veo, cómo se alude desde los círculos de Podemos en toda España (cosa que comparto) que hay que respetar las nacionalidades o identidades de España. Pero parece, que solo vascos y catalanes tienen ese derecho a decidir. No señores. España no es un conglomerado de españoles más vascos más catalanes. Las otras regiones españolas tienen la misma identidad y nacionalidad, y el mismo derecho a ser reconocidas como tales. 
 
Quizás, no sea su intención menoscabar a ninguna región o ningún ciudadano, pero indirectamente e inconscientemente, se percibe en la ciudadanía como si solo algunos ciudadanos tuvieran derecho a decidir. Especialmente sangrante es el agravio comparativo con el hecho de Cataluña y la problemática Leonesa. Cuando nosotros pedimos muchísimo menos que ellos, se nos hace menos caso. Está claro que León tiene menos peso que Cataluña en el panorama económico, pero no por ello nuestra reclamación es menos importante. Así pues, negar radicalmente la posibilidad de consultar al pueblo leonés por instituir otra Comunidad Autónoma, va en contra de los principios con los que se creó Podemos.

Como digo, los leoneses no hemos tenido un capricho repentino de autonomía. Llevamos reclamándola 35 años, además dentro de la Constitución, se recoge que todas las regiones históricas españolas tienen derecho a crear su CCAA propia. Está claro que la creación de CyL no ha cumplido esa expectativa. Si cogemos un mapa de España político del año, por ejemplo 1978, veremos que casi nada ha cambiado, salvo la inclusión de Albacete en Castilla-La Mancha, la creación de La Rioja y Cantabria, y la Comunidad de Madrid. Sin embargo, León y Castilla la Vieja se fusionan creando la actual Comunidad Autónoma de Castilla y León. Esto no sería tal problema, si se llega a haber tenido en cuenta la opinión de leoneses y castellanos.  El Estatuto recoge que la CCAA está formada por dos regiones históricas. La de León y la de Castilla la Vieja. Detalla claramente, que dicha CCAA no tiene capital fija, y que todas sus sedes serán repartidas. Ambas son incumplidas. La mayoría de sedes están solamente en Valladolid, y se habla de esta ciudad como Capital, yendo en contra del propio Estatuto.

Con todo ello, y habiéndose creado la macro-comunidad (tiene el tamaño de Irlanda) de “anti nacionalismos periféricos”, nada se ha arreglado ni se ha progresado. Castilla y León es eminentemente agraria. Tiene una población envejecida (supera la media española) y carece de muchos recursos, además de contar con nula industria.  Lo único para lo que esta CCAA ha servido, es para centralizar economía, población e industria en Valladolid. 

Hemos visto como se han echado por tierra los aeropuertos de León (no lo creó Zapatero, lleva muchas décadas existiendo) y de Salamanca, en favor del de Valladolid (exigido y aplaudido por la Junta y ayuntamientos, que han visto a bien defender la postura de que en León no debe haber aeropuertos), hemos visto como no se ha defendido a la plantilla de Everest ni la de Antibióticos. Hemos visto como los fondos Miner Europeos no se han destinado a la reconversión de la minería leonesa por una industria competente. Asistimos al desprotegimiento del patrimonio histórico de las tres provincias, a la eliminación de la etiqueta de D.O productos de León, a las chapuzas del futuro AVE que llegará a León ciudad, la no inclusión del polígono de Torneros en el nuevo plan Europeo de desarrollo del comercio, la no implantación del Centro de Control del Ave siendo León el nudo noroeste ferroviario, a la despoblación brutal de Zamora, y entre muchas más barbaridades, el cierre, bloqueo u omisión de la Vía de la Plata, un nudo básico de comunicaciones  y comercio de la Región Leonesa. A todo esto se le puede sumar el nulo interés por parte de la administración de apostar por parques tecnológicos en ninguna de las tres provincias leonesas.
Está claro también, que lo primero a solucionar es el paro, la economía y la situación de extrema pobreza de los ciudadanos españoles, pero es que eso está íntimamente ligado a lo que estoy exponiendo. 

La región leonesa ha aumentado su desigualdad y pobreza mucho antes de que esta maldita Crisis económica llegase, mucho antes. Si es ahora cuando parece haber más movimiento, es porque muchos creímos en vosotros (o en nosotros, ya que teóricamente todos podemos entrar en los círculos), porque si bien todos tenemos distintas ideologías, pensamos que podría ser la época de un cambio, o una época de bases para el cambio. 

Desde 1996 (sin ir más atrás y con cifras del INE) La Región Leonesa ha perdido unos 70.000 habitantes. Esta situación es imposible de sostener. Es la región que más habitantes pierde al año. Y repito, esto no es por la crisis actual (la cual ha agravado el tema más aún) si no desde los mencionados años 80 con la creación de la Comunidad. 

Por otro lado, el tener una comunidad del tamaño de Irlanda, que es improductiva y está despoblada, genera más gastos al estado, que dos comunidades autónomas de 6 y 3 provincias respectivamente. 

Podríamos añadirle que León no es Castilla, ni Castilla es León. Pero esto se explica mejor con un ejemplo; si a día de hoy creamos una CCAA con Extremadura y Andalucía, podríamos llamarla así, es decir, CCAA de Extremadura y Andalucía. ¿Sus habitantes pasarían a ser extremeño y andaluces? La respuesta categórica es NO. Pero además, sería un disparate total crear semejante administración. Evidentemente, extremeños y andaluces, como españoles, tendrán cosas en común, pero la identidad e idiosincrasia de cada pueblo es distinta, así como los intereses económicos de cada región. Lo mismo pasa con León y Castilla

León tiene unas implicaciones económicas y/o comerciales totalmente distintas. Tiene mas relación con Asturias y Galicia, y por el sur con Extremadura, además de limitar con Portugal. Castilla tiene salida natural hacia Cantabria y País vasco, amén de Madrid por el sur. Por tanto, coordinar desde una misma administración semejantes intereses, se hace arduo complicado y costoso. Además, las diferentes políticas no harán justicia hacia la situación político-social, ya que las medidas que funcionen en una parte, no lo harán en la otra.

Con todo ello podemos incluso incluir aspectos de identidad. El Estatuto reconoce (recomendado además por la Unesco) la existencia del idioma leonés ( en muchos lugares con distinto nombre), que es nulamente conservado y protegido. En Asturias se está luchando por el Asturiano (misma lengua que el leonés, a veces llamado bable) y nada hay que decir del catalán, vasco (que fue recuperado por que cada dialecto era distinto) o gallego. En cambio, cuando en León se habla del tema, es menospreciado.  Aún persiste en Miranda do Douro. El sanabrés también es una variante, e incluso en zonas de Salamanca y Extremadura hasta hace poco se conservaba. Si a otras regiones o poblaciones se les reconoce su lengua como parte de una identidad propia como pueblo diferenciado del castellano, ¿por qué a los leoneses no? Yo nunca impondré un idioma en ningún lado, solo busco cierta protección del legado cultural que los pueblos de España tenemos. Pero si es cierto que en este país, parece ser que el poseer una lengua distinta al castellano “crea” una identidad propia. No creo que eso sea necesario , pero no obstante sí, León también cuenta con su lengua.




Por tanto he de concluir diciendo que en la Región Leonesa hay mucho hartazgo por como se están llevando las cosas. Lo aquí expuesto es un pequeño ejemplo, y nosotros pedimos por que no se borre la historia ni la identidad leonesa de nuestras vidas. Queremos futuro para nuestra tierra y nuestra gente, y por supuesto solidaridad con el resto de regiones del país. Pero hemos de dejar de una vez de mezclar lo Castellano con lo Leonés, ya que por mucho que en los medios clásicos digan “Castilla-León” o “castellanoleonés” o simplemente castellano, no nos van a borrar.
Para apoyar lo aquí escrito, adjunto unos mapas:
  


Queremos una democracia real y un cambio en el sistema que realmente empodere a la ciudadanía.

Atentamente, Alejandro Colinas González, y los abajo firmantes apoyan dicho escrito:
Jesús Manuel Colinas Carbajo
Ana María González Alonso
Antonio Aragón Aller
Adilson Conçeiçao Soares
Beatriz Gallego Lucas
Ignacio Traseira de Abajo
Eduardo López Fernández
Esther Alonso Suárez
Dolores Fernández Alvarez
José Manuel de Blas Silván
Antón González
David Domínguez Morán
Rafael de Diego Núñez
Gabriel Carbayo

Máximo Soto Calvo
Santiago Carbajal vega
Dioni Rodríguez Alonso
Chema Vicente
Antonio Hernández Pérez
Ismael González Millán